Your address will show here +12 34 56 78
Cosas de Betistas
Después del parón veraniego en agosto, volvemos en cosasdebetistas con un tema candente: los postdocs o posdocs. Se hablará aquí de becas pos(t)doctorales para estancias breves y largas: para trabajar en un proyecto varios años o para añadir esos meses de estancia en el extranjero que le faltan a tu currículum. El subtítulo de esta entrada es “lista incompleta”, y lo es porque es muy difícil abarcarlo todo, por eso pido colaboración: yo hablaré desde mi experiencia, pero con la intención (¿esperanza?) de que la lista la vayan completando los lectores del blog. Digamos que es una entrada colaborativa que debería empezar en el texto y continuar en los comentarios. Me arranco con 18 para 2018:

Juan de la Cierva (España)

Las hay de dos tipos: formación e incorporación.
  1. La de formación la conceden a investigadores hasta dos años después de la lectura de la tesis doctoral. El cierre de la convocatoria es a finales de enero, pero hay que contactar antes con un grupo de investigación español que la pida contigo. La duración es de dos años. Enlace a la última convocatoria
  2. La de incorporación es similar en fechas y dotación a la anterior, pero se la conceden a investigadores que leyeron la tesis doctoral hace entre dos y cinco años. Enlace a la última convocatoria

Ramón y Cajal (España)

La joya de la corona de los puestos postdoctorales españoles. Debo advertir que el número de puestos concedidos por área es proporcional al de solicitudes. Lo que quiere decir que cuanto más se pidan más conceden. La Ramón y Cajal es un contrato para 5 años y después las universidades españolas deben intentar hacer el puesto permanente. La convocatoria se suele abrir en diciembre y cerrar en enero (sí, las navidades por en medio… en fin, no haré comentarios al respecto), pero en esta ocasión no hay que contactar con ningún departamento, te presentas tú por libre. Se debe haber obtenido el grado de doctor entre 4 y 10 años antes de la convocatoria. Enlace

British Academy Postdoctoral Fellowships (Reino Unido)

Van dirigidas a investigadores doctorados en los tres últimos años. Se otorgan para llevar adelante proyectos o sacar algo publicable de la investigación anterior. Duran tres años y hay que tener el visto bueno de un departamento para pedirlas con ellos. Enlace Hay otras ayudas concedidas por la misma entidad con requisitos, objetivos y nombres diferentes. Si quieres echar un vistazo por ver cuál te apaña: Enlace

FWO Postdoctoral Fellowships (Bélgica)

FWO es un organismo flamenco para el desarrollo de la ciencia y la tecnología en la región norte de Bélgica. Hay varios tipos de FWO que pueden implicar proyectos de universidades o ayudas individuales. Las ayudas postdoctorales individuales se conceden por 3 años (renovables por otros tres) para participar activamente en la investigación de una universidad neerlandófona. Se puede pedir hasta dos años después de acabar el doctorado, y la ratio de éxito es de un 21,59%. Enlace

VLIR-UOS (Bélgica)

Estas no son estrictamente “ayudas postdoctorales” en sí, aunque exigen ser doctor y se pueden dar a doctores de otros países para ir a investigar a Bélgica. VLIR-UOS es la Agencia Internacional de Cooperación de Flandes. La relación con las ayudas postdoctorales es que ofrecen subvenciones en diferentes cuantías para proyectos colectivos o individuales encaminados a la ayuda a la cooperación interuniversitaria tanto individuales como colectivos. Es decir, que con la modalidad “South Initiative”, por ejemplo, puedes proponer un pequeño proyecto con alguno de los países de ayuda prioritaria (la digitalización, el acceso a la información, la creación de MOOCs y la innovación docente son algunos de los objetivos prioritarios), mientras con las “TEAM initiative”, la cuestión tiene más envergadura. En esta modalidad dan hasta 280.000€ para un proyecto de cuatro años. Las convocatorias suelen abrirse en torno a febrero y cerrarse en mayo. Enlace

Humboldt (Alemania)

Son contratos postdoctorales de seis meses a dos años que se conceden a doctores de todo el mundo que han leído la tesis con una anterioridad de entre uno y cuatro años a la fecha de convocatoria. Pagan bien y al parecer no es demasiado competitiva, comparado con otras. Hay que ponerse de acuerdo con un departamento de una universidad alemana para acordar el proyecto. Hay dos convocatorias al año. Enlace

FCT Fellowships (Portugal)

Las ayudas postdoctorales de la Fundación para la ciencia y la tecnología de Portugal consisten en contratos de cinco años. Hay de dos tipos: para doctores con más años de investigación postdoctoral y para aquellos con menos años. También hay que consensuar un proyecto con el apoyo de un grupo de investigación portugués. Enlace

La Caixa (Varios países)

La obra social de La Caixa viene ofreciendo desde hace años unas ayudas muy competitivas para desarrollar estudios de Máster y doctorado. Recientemente ha diversificado su oferta y han abierto el concurso de ayudas postdoctorales “Junior Leader”, que según la propia página web de la entidad bancaria “está destinado a la contratación de investigadores excelentes, de cualquier nacionalidad, que deseen continuar su carrera investigadora en territorio español en cualquier temática.” La convocatoria para 2018 está abierta ahora mismo. Enlace

Santander Investigación (Varios países, España y América Latina)

Santander patrocina principalmente estancias cortas (de dos a doce meses de duración) para españoles en países de América Latina. Se convocan una vez al año hacia enero (la fecha límite de solicitud suele ser en junio) Y pagan 5000 euros por la estancia completa. Enlace El mismo banco tiene programas de investigación para portugueses y para latinoamericanos que quieran hacer estancias en España, Portugal u otros lugares europeos. Se pueden consultar las otras convocatorias aquí

UP Internationalization programme (Filipinas)

La Universidad de Filipinas lleva unos cinco años apostando por la internacionalización de su profesorado y la colaboración en materia de investigación con académicos de otros países para romper un cierto aislamiento de conocimiento que había en el archipiélago asiático y posicionarse de manera más competitiva en el mercado universitario de ASEAN, el nuevo espacio común de educación superior que se está forjando en el sudeste asiático. Para ello ha abierto un programa de profesores visitantes. Estos profesores, a los que se les paga el viaje, un estipendio diario y el alojamiento, pueden pasar de dos semanas a tres meses en Filipinas. Sus tareas pueden incluir dar algunas clases, orientar a alumnos de posgrado y sobre todo, intentar sacar adelante algún artículo o una investigación de mayor envergadura con algún/a profesor/a filipino/a. Para conseguir la ayuda, hay que ponerse en contacto con profesores de allá y hacerles saber de qué convocatoria se está hablando. Enlace

Fulbright (Estados Unidos)

Las ayudas postdoctorales Fulbright están dirigidas a doctorados estadounidenses que han conseguido su título de doctor en los últimos cinco años. Hay diversas modalidades en cuanto a regiones donde se puede disfrutar la beca y cantidades que se perciben. Se pueden consultar en este enlace

European Research Council: Starting grants (países europeos)

Las Starting grants son ayudas para investigadores entre 2 y 7 años después de la lectura de su tesis doctoral, que quieren desarrollar un grupo de investigación en torno a un proyecto en una universidad europea con ellos como Investigadores principales (PI). Es muy competitiva, pero dan hasta 1,5 millones de euros para gastar en 5 años. No es un mito: yo conozco a dos personas a las que se lo han dado. A ambas por proyectos sobre Humanidades Digitales, por cierto. La convocatoria está abierta ahora mismo y hasta el 17 de octubre de 2017. Enlace ¿Que resulta que hace más años que acabaste el doctorado? No pasa nada, todavía puedes pedir las “Consolidator grants” de la misma entidad. Por pedir…

Marie Skłodowska-Curie Individual Fellowships

Los postdocs individuales apoyan la movilidad de investigadores dentro y fuera de Europa, e intenta atraer a investigadores de fuera para que trabajen en la Unión Europea. La beca normalmente cubre dos años de salario, dinero para la mudanza, los costes de la investigación y da algo para la institución de acogida. Hay que ponerse de acuerdo con una universidad para enviar la propuesta. Los becados pueden pasar parte de su estancia en alguna otra parte de Europa (que no es la que han solicitado inicialmente) si esto contribuye al impacto de su investigación. Enlace.

Ayudas destinadas a la atracción y retención de talento investigador en centros I+D de la Comunidad de Madrid.

Desde 2016 la Comunidad de Madrid ha puesto en marcha dos programas para que doctores que trabajan en el extranjero puedan trabajar durante cuatro años en universidades de la Comunidad de Madrid co-financiando su contratación. Hay una modalidad para jóvenes doctores (que han conseguido el doctorado en los 5 últimos años) y otra para doctores más… digamos experimentados (aquellos que han conseguido el doctorado hace entre 6 y 12 años). Enlace

Ayudas postdoctorales individuales Fundación BBVA (España)

“Se conceden 50 ayudas de hasta 40.000 euros. Están destinadas a apoyar directamente a investigadores, creadores culturales y otros profesionales que, encontrándose en estadios intermedios de su carrera, se caractericen por una producción científica, tecnológica o cultural altamente innovadora.” La fecha límite de solicitud suele ser por abril. Enlace Además, este año han sacado una convocatoria específica para equipos de investigación que se dedican a desarrollar proyectos de Humanidades Digitales. Se puede consultar en este enlace

Beatriu de Pinós (Cataluña)

Esta convocatoria de incorporación de investigadores postdoctorales al sistema universitario catalán se suele abrir en octubre y cerrar en diciembre. Piden que el título de doctor tenga entre dos y siete años y que no se haya trabajado en España más de 12 meses en los últimos tres años. Enlace

Newton Fellowships (Reino Unido)

Las becas Newton son individuales y subvencionan proyectos de dos años que deben desarrollarse en universidades británicas. Con lo cual debes ponerte de acuerdo con algún departamento de alguna universidad británica para que apoyen tu candidatura. Se conceden a doctores que consiguieron el título hasta cinco años antes de que se cierre la convocatoria. La próxima convocatoria se abrirá en enero de 2018 y se resolverá en torno a mayo. Enlace

EUI: Max Weber Postdoctoral Programme

Según su propia web, el Max Weber Programme (MWP) está abierto a investigadores que hayan obtenido el doctorado en los últimos cinco años y sean de cualquier parte del mundo. El programa ofrece 55 becas de 1, 2 o 3 años de contrato postdoctoral en varias áreas que incluyen historia, ciencias sociales, y ciencias políticas (¡a echar mano de la interdisciplinariedad!). La convocatoria está abierta y se cierra a finales de octubre. Enlace Rocío Ortuño Casanova.
0

Cosas de Betistas

Como se sabe, publicar es vital en nuestra profesión y con mercados nacionales en crisis es necesario abrirse a otros países. Y, ni que decir también, cada mercado académico tiene sus idiosincrasias. A mí me han pedido que cuente mi experiencia publicando en revistas periódicas de literatura del hispanismo en Estados Unidos. Existe allí el archiconocido sistema del peer-review (revisión por pares), es decir, someter tu trabajo al veredicto de tus colegas de profesión del que intentaré hablar en este lugar, dando algunas pistas que a mí personalmente me han sido de ayuda para lograr en ocasiones la tan necesitada aceptación. Aquí me referiré a las revistas generalistas (no centradas en temas particulares) del hispanismo angloamericano (EE.UU., Gran Bretaña y Canadá) que suelen ser consideradas como las más prestigiosas: Hispanic review; The Bulletin of Hispanic Studies; Revista Hispánica Moderna; Revista Iberoamericana; Revista de Estudios Hispánicos; Revista Canadiense de Estudios Hispánicos; Hispania; Arizona Journal of Hispanic Cultural Studies e Hispanófila. Aunque hay discusiones sobre el orden del ranking, todas estas están bastante reconocidas. Hay un blog interesante donde se pueden leer comentarios específicos sobre experiencias de gente con cada publicación. A todas ellas se pueden mandar artículos escritos en español, pero deben ajustarse rigurosamente a las normas de estilo que marca cada revista. Para ello se debe acudir a la página web de cada publicación e informarse detalladamente en la sección normalmente titulada author style sheet (normas para los autores).

¿Y quién dice que sean buenas?

Cómo determinar si son buenas, se basa en general en una cuestión de prestigio ya consolidado, y que la propia revista intente seguir manteniendo asegurando una serie de puntos. En primer lugar, el más simple y básico, y también importante, la revista debe garantizar la profesionalidad general cuidando el anonimato de los artículos que mandan a los evaluadores. Como se sabe, las revistas con artículos peer-reviewed en Estados Unidos suelen procurar en todo lo posible (aunque esto con Google a veces no es posible) que los artículos sean juzgados anónimamente, tan solo con base en su méritos. En segundo lugar, estas revistas buscan evaluadores especializados en el tema del artículo y que tengan la categoría de al menos Assistant Professor en universidades estadounidenses. En tercer lugar, procuran que las evaluaciones que se provean sean detalladas, completas y rigurosas a la hora de explicar las razones de la aceptación o rechazo. En cuarto lugar, intentan dar una respuesta en un periodo más o menos corto, de una media de cuatro o cinco meses. También cuidan mucho las ediciones finales garantizando al máximo que no haya errores de tipografía, citas, gramática, que el estilo sea impecable, etc. Finalmente  tienen una buena distribución y se hacen inmediatamente presentes en los search engines (buscadores) más usados.

¿Por qué nunca a mí?

Yo he tenido experiencia con cinco de las revistas que mencioné arriba. Siempre han sido amables, el tiempo de respuesta ha sido de unos cuatro meses por término medio, e incluso cuando me han rechazado un artículo, he recibido comentarios muy constructivos. Pero entiendo que esta no sea la experiencia de todo el mundo, en primer lugar por el factor suerte. Se puede coincidir con un momento en que reciban gran aluvión de trabajos y se encuentren sobrecargados, no cumpliendo las expectativas de calidad y mandando el trabajo a alguien no preparado para juzgar la valía del mismo. Pero también hay que darse cuenta del papel importante que desempeña la presentación de las ideas, sobre todo en el inicio mismo del artículo en donde se determina el tema, la tesis y originalidad del trabajo, aspectos cruciales para lograr la aprobación.

Fórmulas para escribir una introducción

Así que a continuación hablaré más detalladamente de las posibles fórmulas de una típica introducción. Para ello me baso en la experiencia personal recibiendo comentarios de evaluadores, en la lectura de artículos y en el capítulo de este libro (páginas 82-83) en donde se clarifican los puntos básicos que ha de seguir una introducción de un artículo de investigación. De entrada, debo decir que en nuestro campo las introducciones suelen ser cortas, no llegan a tener más de dos páginas, cinco como máximo (aunque para todo hay excepciones). No es necesario que la introducción tenga una sección aparte o que el trabajo esté divido en secciones. Pero, aun sin secciones determinadas, los primeros párrafos que abren el trabajo deben servir de introducción. Esta suele responder a cuatro cuestiones: el tema general en el que se encuadra el trabajo, la tesis que se va a defender, la originalidad de la propuesta, y la organización. Los artículos generalmente empiezan abordando brevemente un tema general que se conecta con el texto/s que se va a analizar. La tesis del artículo se suele presentar o bien a continuación de la propuesta del tema o más adelante en la introducción. Daré un par de ejemplos usando artículos que tengo a mano. Así, en este trabajo la autora empieza por referirse a un capítulo de Fortunata y Jacinta en relación al tema general del blackface o teatro bufo negro, situando así inmediatamente al lector dentro de determinados intereses, y dándole ya la oportunidad de decidir si le interesa seguir leyendo o no el trabajo. A continuación, y todavía en el primer párrafo la autora presenta la tesis del trabajo, es decir la hipótesis que va a defender en relación a su interpretación de la obra de Pérez Galdós. En este otro trabajo se comienza comentando el tema general del estado de los estudios de género en el romanticismo español. De nuevo de este modo la autora está delimitando la audiencia a la que se dirige el artículo. En el segundo párrafo se enlaza ese tema con el texto literario que se va a discutir, el drama El trovador. Al final de la introducción se plantea la tesis del trabajo. Lo importante es situar al lector cuanto antes en la temática del artículo y en el texto o textos que se van a discutir y en algún lugar de las primeras páginas indicar claramente y sin ambigüedades cuál es la tesis que se va a defender. La  tercera cuestión de la introducción es crucial: plantear la originalidad de la tesis en relación a los trabajos que se han escrito ya. Innovar es esencial para que te acepten un artículo: Se debe siempre mostrar que tu análisis añade algo nuevo e interesante a lo que anteriormente se ha dicho. En los dos artículos mencionados se da un resumen bibliográfico en la introducción sobre el estado de la cuestión que se va a tratar y se ubica la tesis dentro de éste. Para hacerse con la bibliografía necesaria ayuda fundamentalmente una rápida búsqueda en Google, Googlebooks y por supuesto en los típicos buscadores de Jstor, Project Muse y bibliotecas de alguna universidad estadounidense que permite una búsqueda abierta. Los criterios de búsqueda han de ser principalmente dos:

  1. Fijarse sobre todo en artículos y libros publicados por revistas y editoriales de EE.UU. y

  2. Empezar por los últimos años y desde allí ir creando el mapa bibliográfico de los últimos 25 años sobre la cuestión del artículo.

Por último, queda la organización del trabajo. En la introducción se puede exponer el esquema que se va a seguir en el trabajo, aunque esto no es imprescindible. Pero es importante que el artículo siga el principio escribir lo necesario y suficiente. Es decir, que la información sea suficiente para justificar y apoyar el tema y tesis del trabajo y necesaria, esto es, escribir lo que sea pertinente a lo que uno está intentando defender. Hasta aquí hemos llegado. Espero que os haya servido y todavía os queden ganas para intentarlo. Yo estoy a vuestra disposición para lo que necesitéis. Ana Mateos Ludwig-Maximilians-Universität München.

0